Get Adobe Flash player


                  
Andar en bicicleta nos vuelve mejores personas
Otros Hobbies - Montaña, Ruta y Descenso
Domingo 07 de Abril de 2013 13:50

(Imagen autorizada por ella: Ruta del Cóndor, Stgo.-Chile)

El pedalear nos vuelve menos violentos, más participativos y hasta solidarios; nos reconecta con quien somos de una manera experiencial, no racional, dice este periodista y escritor argentino, Juan Carlos Kreimer, autor del libro "BiciZen". Fuente: El Mercurio, domingo 7 de abril de 1013.

"Se ahorra. Y uno no pierde tiempo. Hace ejercicio. Consume menos combustible. No poluciona. Ocupa menos espacio en el tránsito y nada en el transporte público. Pero lo esencial de andar en bicicleta es menos visible. Se lo intuye en esa expresión básica de goce que se instala en los rostros que avanzan en contacto directo con el aire. Esa leve sonrisa de movimiento y placer".

Cualquiera que haya experimentado la sensación de avanzar sobre dos ruedas encuentra en este párrafo el resumen perfecto de una práctica que día a día suma más adeptos en ciudades como Santiago. Una verdadera declaración de principios que proviene de puño y letra del periodista, escritor y editor argentino Juan Carlos Kreimer, autor del libro "BiciZen, ciclismo urbano como camino" y creador del sitio www.bici-zen.com .

Fanático confeso del velocípedo, Kreimer decidió traspasar al papel su experiencia personal, combinando consejos prácticos junto con una visión integral sobre los beneficios de pedalear.

"La idea no surgió, directamente me tomó. Cuando me di cuenta, ya estaba en medio de un trabajo de recopilación de vivencias, asociaciones de ideas, correlaciones, datos... Ahora que puedo tomar cierta distancia del texto y escucho los efectos que produce en quienes lo leen, tomo conciencia de que el libro me escribió a mí: era yo el que quería saber esto que me estaba pasando al andar".

-¿Andar en bicicleta puede ser una filosofía de vida?

"Aunque no se lo piense en esos términos, de hecho lo es: estás recuperando, o manteniendo, una actitud ante la vida. La escala, el ritmo, la velocidad, la cadencia, hasta la respiración humana. Sin entrar a profundizar en los estados mentales de vacuidad que produce. De hecho, cuando vamos arriba de una, nos volvemos menos violentos, más participativos y hasta solidarios. El andar nos reconecta con quien somos de una manera experiencial, no racional. Y, de veras, esto nos vuelve mejores personas".

-¿Qué beneficios aporta la bicicleta?

"Es tan fácil andar en bici que parece que solo necesitaras un empujón y una mano que te suelte el asiento. Pero me interesa el andar en bici como arte, en el sentido que le dan los japoneses al arte: esa depuración de la técnica hasta alcanzar una conexión casi de unidad con el objeto y la acción".

-¿Cuáles son los principales errores que comete la gente que anda en bicicleta?

"Querer ir a la velocidad de los autos. Olvidarse de que los peatones están más indefensos que los que van en bici. Pensar que son los únicos que andan por la calle. Usar audífonos. Considerar menores algunas infracciones que cometen, como pasar un semáforo en rojo o ir a contramano, o por la vereda. Y, por cierto, suponer que andar en bici es algo exclusivamente físico".

-¿Qué consejos daría para sacar mayor provecho a esta práctica?

"Jugar a andar correctamente, respetando todas las reglamentaciones, respirando a conciencia, buscando un pedaleo cadencioso y con los músculos faciales, de cuello y hombros lo más relajados posibles. Entrar a un parque y primero intentar ver todos los colores de verde posibles, luego escuchar todos los sonidos que se superponen, luego oler y finalmente entregarse a andar desde ese espacio de plenitud que se ha abierto adentro de su cuerpo y de su mente".

 
Santoral Católico

18 de enero

PRISCILA - PRISCA