Get Adobe Flash player


                  
CAZA DEL ZORRO
Noticias y Eventos - Concursos
Lunes 27 de Agosto de 2012 11:54

La Competencia.-

Son las 8 de la mañana de ese frío 4 de agosto. Con Cristián, CA3RDK, disponemos nuestras antenas radiogoniométricas y nuestros equipos VHF para iniciar nuestra Caza del Zorro.

Gran sorpresa cuando a las 8.30 hrs, en la parte alta de la comuna de La Florida, recibimos fuerte y clara la primera aparición del “zorro”. Rápidamente, hacemos nuestras recepciones y las proyectamos en nuestro plano, arrodillados y ayudados por nuestros instrumentos: lápices, brújulas, transportador, compás y todo lo que nos pueda servir. Trazamos nuestra línea hacia el poniente, y cuán sería nuestra sorpresa… ¡la línea pasa  justo por la cima del cerro Renca!

Después de cotejar la información obtenida por los otros compañeros de equipo, CD 5944 Nelson y CE3BPC Jimmy, con quienes formamos el equipo “Los Tres Mosqueteros” decidimos, muy optimistas, partir al Parque Los Reyes y a la cima del cerro Renca.

Una vez en nuestros nuevos puntos, grande fue nuestra frustración, cuando mis compañeros no encuentran NADA en la cima ni en los alrededores del cerro y nosotros tampoco encontramos nada, siendo que yo creía que, en el Parque Los Reyes, le íbamos a ver hasta “la cola al zorro”…¡ y naaaada!.

 

Después de un largo rato de espera y de no escuchar al zorro, Cristián me dice: “el zorro debe estar en Quilicura”. Partimos hacia allá, pero una nueva transmisión del zorro nos hizo ver que la señal bajaba notoriamente.

Dirigiéndonos al norte, la señal en nuestro móvil fue baja, al enfilar al oriente la señal subió. Enfilamos al sur y la señal nuevamente bajó. Viramos al poniente y dijimos…”para acá está el zorro”, porque las señales habían subido notoriamente.

“Ocupemos el balcón de mi departamento para hacer una nueva recepción del zorro”, me propuso Cristián, que vive en la calle Laguna Sur de Maipú.

A todo esto, ya era pasado el mediodía y nadie pillaba al zorro. Muchas preguntas, petición de comodines, los colegas que estaban en la guarida del zorro ya empezaban a tener hambre y otros buscaban al zorro por San Bernardo, Catemito, Cerro San Cristóbal, etc.

Finalmente, cuando el apetito ya hacía estragos en los organizadores y en los competidores, el zorro nos entrega una pista, a modo de ayuda y sin penalización: “Me encuentran en el camino antiguo a Casablanca”.

Mi amigo Cristián, como hombre joven que es, no entendió el mensaje del zorro. Pero yo, más viejo y conocedor de esas rutas cuando las hacía con mi padre en moto, le digo: “rajemos a Camino a Melipilla, Padre Hurtado y Cuesta Barriga…ese es el antiguo camino a Casablanca”. Le avisamos nuestra ruta a Jimmy y a Nelson y partimos.

Muchos años que no recorría esa ruta. Grandes fueron los recuerdos de lo realizado con mi padre y mi madre hacia esos hermosos lugares. Recordar y encontrar nuevamente que, justo en el desvío hacia la Cuesta Barriga, había un retén de Carabineros, por donde pasaba manejando mi padre y luego nos cambiábamos, porque yo tenía doce años y, por supuesto, no tenía documentos para conducir. Recordar esa recta hacia la cuesta que muchas veces recorrí en mi bicicleta rutera.

Mientras avanzamos por el serpenteante camino de la cuesta, poco conversé con mi acompañante porque muchos recuerdos, como los ya relatados, se agolpaban en mi mente, haciéndome retroceder cincuenta y dos años de mi vida.

Finalmente, y en la cima de la Cuesta Barriga, vimos un toldo color naranja, una serie de automóviles estacionados, otros tantos que íbamos llegando y… ¡el humo que salía de la parrilla en la que estaba siendo preparado el difunto “zorro”.

“Los Tres Mosqueteros”, integrados por CD5944 Nelson, CA3RDK Cristián, CE3BPC Jimmy y yo, CE3EDQ Alejandro, miembros y simpatizantes del Radio Club Ñuñoa, queremos agradecer la linda iniciativa del Radio Club de Los Radioaficionados Valle del Maipo, de revivir las competencias de “La Caza del Zorro”. Ello nos permitió disfrutar de nuestro hobby, actualizar conocimientos de radiogoniometría, recordar experiencias personales y compartir “en la parte más alejada de la Región Metropolitana”, un rico trozo de carne, bebidas y la conversa entre colegas que, en algunos casos, hacía mucho tiempo no nos encontrábamos personalmente.

Muchas gracias y quedamos QRV y QAP para la próxima “Caza del Zorro”, con nuestro Segundo Lugar bajo el brazo y habiendo dejado en alto el nombre del Radio Club Ñuñoa.

73’s

 

CE3EDQ

Alejandro

 

 
Santoral Católico

21 de enero

INÉS