Get Adobe Flash player


                  
Hace 40 años, Martin Cooper realizó la primera llamada por celular
Noticias - Noticias urgentes
Jueves 04 de Abril de 2013 09:28

Entrevista al padre del teléfono móvil - Fuente: El Mercurio 3 de abril de 2013.

El 3 de abril de 1973, este ingeniero estadounidense -hoy de 84 años- realizó la hazaña técnica en la Sexta Avenida de Nueva York. Así, dio comienzo a una revolución sin precedentes en las comunicaciones.

El 3 de abril de 1973, ante la mirada atónita de varios transeúntes, Martin Cooper inició una revolución en las telecomunicaciones: en la Sexta Avenida, en Nueva York, usó un teléfono sin cables para llamar a otra persona. Usaba una antena especial en el techo de un edificio para tomar su llamada y conectarla con la red de telefonía fija.

¿Llamó a su jefe? ¿A su mujer? ¿A su madre? No: a Joel Engel, su -en ese entonces- archienemigo laboral. Cooper trabajaba en Motorola; Engel dirigía los míticos laboratorios Bell de AT&T. Ambos buscaban lograr lo mismo, un teléfono celular funcional. Cooper hizo la primera llamada y le dio el dudoso honor a Engel de ser la primera persona en el mundo que atendió una llamada de ese tipo en un teléfono normal. "No le hizo mucha gracia", recuerda Cooper.

Pero, ¿cómo llegó a ese momento? Cooper entró en Motorola en 1954; desarrollaba radios portátiles para policías y bomberos, y ahí, dice, entendió el valor de poder comunicarse en forma directa con alguien y no con un lugar. "Veníamos trabajando con la idea de las comunicaciones personales hacía mucho tiempo -dice Cooper-. Durante 100 años, si querías hacer una llamada o recibirla estabas atrapado en el lugar donde estuviera el teléfono. Pero, una vez que tienes un celular, estás llamando a una persona, no a un lugar. Es una diferencia enorme. El teléfono celular es personal, le pertenece a un individuo, no importa dónde esté".

El teléfono que usó pesaba un kilo y medio y la batería le daba poco más de 20 minutos de autonomía. "El prototipo no era muy confiable -recuerda Cooper-; los circuitos integrados recién estaban apareciendo, y el prototipo todavía no los tenía. Adentro había literalmente cientos de partes, todo era muy inestable, así que fue una ventaja para nosotros que el gobierno se tomara varios años para definir cómo funcionarían las redes celulares, porque fuimos mejorando el equipo. El que se usó comercialmente a partir de 1983 era la quinta versión, habíamos invertido 100 millones de dólares para mejorarlo".

En EE.UU. se hizo la primera llamada, pero fue Japón el país con el primer servicio de telefonía celular, en 1979, y los países escandinavos comenzaron a dar el servicio en 1981. Estados Unidos habilitó el servicio comercial en 1983 y en Chile comenzó en 1989.

-¿Pensaban en otras funciones para el celular?

"Bueno, muy a futuro creíamos en las videollamadas, pero nada más. En 1973, internet no existía como tal, no había cámaras digitales, no había GPS. Lo único que teníamos era una suerte de chiste: en el futuro, cuando nacieras, te asignarían un número de teléfono, y que el día que te llamaran y no atendieras sabrían que estabas muerto".

-¿Le gustan los celulares actuales?

"No. Me parecen todos iguales, todos difíciles de usar. Cuando entro en un negocio de teléfonos, los veo y todos tienen el mismo aspecto, todos hacen lo mismo. Me gustaría que fuera más como con los autos, en que tienes variedad de tamaños, colores, diseños y formatos, y puedes elegir varias de esas cosas. Están tratando de que los celulares actuales hagan de todo, y, cuando quieres hacer todo con una sola cosa, esta termina no siendo particularmente buena en nada. "Yo pienso en un futuro de dispositivos muy especializados interconectados, que lleven una suerte de computadora central en el bolsillo y a eso se le conecten otros elementos, un auricular en la oreja, un sensor biométrico bajo la piel para monitorear tu salud, cosas así".

-Inevitable preguntarle, entonces, qué teléfono usa...

"Todo el mundo me lo pregunta, así que siento que tengo que estar probándolos todos. Siempre tuve de todo, tuve iPhone, hace unas semanas estuve usando un equipo de Nokia con Windows Phone, ahora le estoy hablando desde un Motorola Razr M; en unas semanas, tendré otro".

Su historia en Chile

Oficialmente, la primera llamada por celular en Chile se realizó en 1989. "El servicio lo inició una compañía llamada Cidcom, que luego fue adquirida por BellSouth. Operaba en la banda de 400 MHz", recuerda el subsecretario de Telecomunicaciones, Jorge Atton.

Luego, lo hizo CTC Celular con servicio en Santiago y la Quinta Región y, a fines de ese año, partió el servicio en regiones provisto por VTR Celular.

En las décadas del 50, 60 y 70 ya existían los teléfonos móviles inalámbricos, pero eran radioteléfonos, solo funcionaban en un auto gracias a una enorme caja que se guardaba en la maleta, eran carísimos y tenían muy poco alcance.

En 1989, había tres marcas de celulares en el mercado: NEC, Motorola y Panasonic. El modelo más moderno era del tamaño de una calculadora y costaba más de un millón de pesos. Un aparato más convencional, pero de mayor tamaño (los "ladrillos") costaban $400 mil. El costo de una llamada fluctuaba entre los $20 y los $75 por minuto.

Según el libro "Un cable al cielo", editado por Telefónica CTC Chile, "en 1996, Chile contaba con 1,38 abonados por cada cien habitantes". Era el líder de la región, pero muy lejos de los países desarrollados (con 8,7 abonados por cada cien habitantes).

Hasta 1998, la telefonía móvil era un servicio para la élite. Ese año se implementó el calling party pays (el que llama paga), sistema tarifario que provocó que los precios bajaran y que generó que ese mismo año la penetración del celular en Chile creciera del 3% al 6%. El resto es historia conocida.

 
Santoral Católico

19 de mayo

YVO - YVONE