Get Adobe Flash player


                  
La extinción de la humanidad podría deberse más a la erupción de un "súper volcán" que a la caída de un meteorito
Misceláneas - La Cave de CE3OYM
Lunes 08 de Abril de 2019 23:35

 volcan

 

El análisis, realizado por la NASA, determinó que este riesgo de desastre es más posible que la catástrofe registrada por el planeta hace 66 millones de años que terminó con la era de los dinosaurios.

Uno de los mayores riesgos en el planeta que la agencia espacial de Estados Unidos, NASA, ha intentado mostrar durante años es la erupción de un "súper volcán" como el Yellowstone Caldera, que se encuentra en el Parque Nacional del mismo nombre, y que podría enviar a la atmósfera más de mil kilómetros cúbicos de material contaminante.

En el marco de su programa Defendiendo a la Civilización Humana de las Erupciones Supervolcánicas, el organismo ha alertado que una emergencia de este tipo tiene más opciones de significar el fin de la humanidad que la caída de un meteorito en el planeta como ocurrió hace 66 millones de años.


 "Las erupciones de súper volcanes ocurren más frecuentemente que los impactos de cometas o asteroides de gran tamaño, al menos lo suficientemente grandes para generar un impacto catastróficamente similar en la civilización humana", detalló personal del Jet Propulsion Laboratory a Daily Star, según recoge el medio británico Express.

Para que un asteroide tenga este nivel de impacto su diámetro debería ser superior a dos kilómetros. En tanto, el súper volcán en cuestión ha hecho erupción cada 60 mil años, y que ya se encuentra en el periodo en que podría activarse nuevamente, tiene más opciones de generar problemas a los humanos.

Ante un escenario de este tipo, los expertos aseguran que la explosión de su súper volcán no dejaría libre de consecuencias a las personas que habiten en otros continentes, por lo que la erupción de un macizo como el Yellowstone Caldera no sólo generaría problemas en Norteamérica, sino que en gran parte del globo.

Lo positivo, según detalla la NASA, es que un volcán entrega alertas sobre su estado semanas, e incluso meses, antes de generar una catástrofe de este tipo.

El coordinador del Programa de Riesgos del Servicio Geológico de Estados Unidos, John Eichelberger, detalla que "estos signos pueden incluir pequeños temblores debajo del volcán, inflaciones ligeras o hinchazones del volcán, así como también un incremento en las emisiones de gas y calor por las ventilaciones del macizo". 

Aún en un escenario con estas condiciones, los expertos prevén que hacer frente a esta amenaza podría llegar a costarles a las autoridades hasta tres mil millones de dólares para evitar un riesgo a la humanidad.

 

 
Santoral Católico

24 de abril

FIDEL